Pampa Blanca: Morales sigue prometiendo obras, pero su intendente no resuelve conflicto con empleados municipales

Política 16 de abril de 2021 Por Walter Alfaro
Todas las cosas cambian cuando llega el gobernador a Pampa, riegan las calles, hay policías por todos lados, e incluso se pinta el pueblo pa decir que hay gente "trabajando".
171707748_10162133173360898_3785027259457264156_n

Ayer, el gobernador Gerardo Morales, volvió a Pampa Blanca no solo prometer obras, sino además a entregar equipamientos del programa Grisú que lleva adelante el Ministerio de Ambiente de Jujuy.  

En su visita protocolar, el mandatario provincial reunió a los intendentes de la zona y les entregó indumentarias y equipamientos para que amplíen su trabajo con el programa del proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos. 

Durante su discurso frente a aplaudidores, Morales anunció que se gestionará un camión recolector y una nueva escuela para la ciudad, si bien no dijo para cuándo, pero la promesa dejo un poco esperanza para los vecinos que vienen reclamando desde años mejoras en el pueblo.  

0001492679

En su alocución también hablo de los empleados municipales, pero negó la posibilidad de que resolviera el conflicto que viene preocupando a trabajadoras mujeres que fueron despedidas injustamente por el Intendente Bruno Monzón durante la pandemia que azoto al país.   

Hace unos días se cumplieron cuatro meses sin solución, pese a la situación derivó en reiteradas y sistemáticos reclamos de los trabajadores nucleados en Seom.  

Parece ser que el Intendente Monzón busca hacer historia dejando a empleados sin sus puestos laborales y sigue acomodando a sus familiares al frente del Municipio. 

Su esposa, Gabriela Rivera fue designada como secretaria de Hacienda, y es quien maneja la caja del Municipio, pero no solo eso además reacomodo a sobrinos, y hermanos en los mejores puesto que tiene el Municipio.  

Mientras empleados pampeños que brindaron servicios por muchos años en Pampa fueron despojados de sus puestos de trabajo. Muchos aducen que todo se trata de una persecución política porque casi  la mayoría de los empleados responden a otro sector político. - 

Antonio Alfaro, delegado de SEOM aseguro que “Desde el mes de enero tenemos la situación está con el despido de la gente. Primero se habló de contratos de 5mil pesos que no se quiso firmar y seguimos con la lucha, pero hasta ahora tenemos la negatividad de las autoridades y el intendente”. 

En este contexto, enfatizó que “Hay trabajadores que llevan dos meses sin cobrar y tenían a su cargo la familia, sin ingresos como hacen”. 

Y añadió, “seguimos esperando una solución, la mayoría son mujeres las que fueron despedidas y llevan un largo periodo de tiempo sin trabajar”. 
 

Te puede interesar

Recibi las noticias en tu correo

Recibí las noticias en tu email. Subcribite ahora mismo