Sucesión: Se suman más candidatos por el sillón Morales

Política 26 de octubre de 2022 Por Walter Alfaro
En estas últimas semanas, la puja por llegar a la gobernación puso varios nombres que están bajo un signo de pregunta. Mario Fiad entre los elegidos.
BeFunky-collage (1) (1)
Mario Fiad, Raúl Chuli Jorge, Carlos Sadir, Fredy Morales y Julio Bravo

La sucesión en la gobernación está en manos de Gerardo Morales, será el único que tenga la facultad de levantar o bajar el pulgar porque la estrategia apunta a romper la barrera de los dos periodos en el gobierno y luego retornar por otros dos. 

En esta última semana se provocó un Boca-River en la puja por la sucesión de Gerardo Morales en el gobierno provincial, entre Julio Bravo, intendente de San Pedro de Jujuy, y Raúl Chulí Jorge, jefe comunal de San Salvador de Jujuy. Fue en la ExpoJuy cuando los periodistas les consultaron a los dos sobre sus posibilidades reales de pelear por la gobernación.

Bravo admitió que está trabajando para ello, mientras que Chulí evitó definirse asumiendo que “no es tiempo de hablar de candidaturas”. No fue sólo eso.  

El gobernador Morales, conocedor de los riesgos de postular un sucesor antes de tiempo, lanzó a Carlos Salir al ruedo, pero, luego de la publicación de El Expreso de Jujuy, se sumaron otros postulantes, algunos con posibilidades serias, otros a modo de ensayó.  

Por ejemplo, desde las filas internas del radicalismo, volvieron a mencionar al senador Mario Fiad, como el preferido de los correligionarios; otros, más oficialistas mencionaron a Fredy Morales, como un hombre que puede continuar con el manejo del gobierno, teniendo en cuenta que desde el lugar que ocupa, es prácticamente el vice de esta gestión.  

Y comentaron que, si bien Chulí Jorge goza de las preferencias de los capitalinos, no suma en las líneas internas de la UCR. Lo contrario ocurre con Fiad, que tiene buena aceptación partidaria pero el público en general lo tiene olvidado.  

Carlos Sadir, por ejemplo, tiene buena aceptación entre los que lo conocen, pero necesita romper el perfil bajo y salir a mostrarse si realmente quiere ser el próximo gobernador.  

Y sacando cuentas, la posibilidad de hacer campaña hasta mayo, o quizás antes, es un camino con muchas interrupciones, como nunca antes tuvo un proceso electoral.  

Suponiendo que la firma del decreto electoral, se conozca en los próximos días, el plazo hasta las elecciones sería de cinco meses, pero hay que descontar 15 días de diciembre por las fiestas de fin de año; peor en enero que tiene además de Reyes, las vacaciones, el Enero Tilcareño, y el carnaval. Lo cual restan posibilidades a la campaña, así que a no perder tiempo porque en política como en la cumbia cocodrilo que se duerme, pasa a ser cartera. 
 

Walter Alfaro

Periodista. Editor. Invesigador en Diario El Portico. Paparazzi.

Te puede interesar