Se prendió fuego su aire acondicionado, lo quiso apagar con un baldazo de agua y murió electrocutado en el acto

Policiales 13 de enero de 2022 Por Redacción El Pórtico
Un hombre de 41 años murió electrocutado al intentar apagar de un baldazo un incendio en el motor del aire acondicionado de su vivienda, en el partido bonaerense de Morón.
Captura de pantalla 2022-01-13 022351

uentes policiales y judiciales informaron que el hecho ocurrió en una casa ubicada en la calle Piaggio al 1.800, a metros de Máximo Paz, en la localidad de Castelar, en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

La víctima fue identificada como Fernando Rivera, de nacionalidad uruguaya.

Los investigadores aseguran que arrojó un balde con agua al equipo de aire acondicionado que se había prendido fuego en el motor: "Recibió una descarga eléctrica y murió en el acto".

El caso es investigado por Unidad Funcional de Investigación (UFI) 8 del Departamento Judicial de Morón, a cargo de Adriana Suárez Corripio y fue calificado como "averiguación de causales de muerte".

Desgracias similares

A fines del año pasado se conoció la muerte de un adolescente de 17 años que recibió una descarga eléctrica mientras lavaba una camioneta en la ciudad de Chajarí, Entre Ríos.

Según el relato de su madre, el joven estaba lavando una Volkswagen Amarok en el garaje de la vivienda al momento de recibir una descarga eléctrica por parte de la hidrolavadora que estaba utilizando.

El artefacto eléctrico fue encontrado junto a los cables dentro de la pileta de la casa.

En otro trágico desenlace, el 24 de febrero de 2021, un joven murió electrocutado en una canchita de fútbol de Bella Vista, en el partido de San Miguel.

La tragedia ocurrió cuando el joven entró en contacto con un poste de luz que, por algún desperfecto que se investiga, quedó electrificado.

Según los testigos, Pablo Sanagua (20), estaba jugando al fútbol con amigos en el potrero ubicado en las calles Paraguay y José Manuel Estrada, en medio de la lluvia que esa noche azotó a casi toda el área metropolitana de Buenos Aires.

En un alto en el picado barrial, el chico se acercó al poste de luz para orinar. Fue en ese momento cuando se habría producido el desperfecto que produjo la descarga eléctrica fulminante

Te puede interesar