El caso Fabiola pone en debate la reelección de Alberto

Política 31 de agosto de 2021 Por Walter Alfaro
En sectores del oficialismo creen que el proyecto 2023 del presidente quedó muy dañado por el escándalo. Ferraresi salió a sostener la idea de la reelección.
5e7a19f00215a

La esquirlas del escándalo por el cumple de Fabiola en la Quinta de Olivos siguen impactando en Alberto Fernández y ahora en el oficialismo está en un fuerte debate interno el proyecto de reelección del presidente en 2023.

Antes del estallido del caso Fabiola, en el ahora golpeado entorno de Fernández planteaban que la elección legislativa era un plebiscito de la gestión y que un triunfo del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires automáticamente activaría el operativo reelección de Alberto.

El cálculo que hacían en el círculo presidencial es que desde 2005 el peronismo no gana ninguna elección de medio término en la provincia, ni cuando Cristina Kirchner estaba en el poder (2009 y 2013) ni cuando ella encabezó la lista (2017). Un triunfo este año, con el peso de la pandemia sobre los hombros del gobierno, impulsaría fuerte a Alberto.

Pero el caso Fabiola hizo volar por los aires los planes del Presidente y las encuestas ya muestran un desplome de su imagen por el escándalo. Incluso, el caso empieza a golpear a la marca Frente de Todos y a la candidatura de Victoria Tolosa Paz. Acaso esa es la explicación de que Alberto haya organizado esta semana una agenda de visitas al interior del país.

La hipótesis de Alberto de todos modos no era compartida en el resto de la alianza oficialista. En el massismo y el kirchnerismo repetían que esta elección no era un plebiscito de la gestión presidencial si no una oportunidad de conseguir más diputados para avanzar con las reformas necesarias para recomponer la situación social y económica, poniendo como ejemplo la rebaja de Ganancias y la Ley de Zonas Frías.

El problema de Alberto es que sus principales socios de la alianza oficialista miran de reojo esa opción y ni siquiera un triunfo en las elecciones podría cambiar el parecer. "Si ganamos la Provincia es a pesar de Alberto, no gracias a él", dicen cerca de Massa y de Cristina

Ese debate interno se estaba dando cuando estalló el caso Fabiola y ahora en el massismo y el kirchnerismo ya es un vox populi que la reelección de Alberto entró en una crisis muy seria, casi definitiva. A tal punto que ya se especula con los nombres de Axel Kicillof y Sergio Massa para 2023.

Esa extendida versión interna del naufragio del proyecto de reelección de Alberto es la que explica que el ministro Jorge Ferraresi haya salido a sostener el plan. "Alberto será sin dudas quien en mejores condiciones esté de ser nuestro candidato en 2023 (...) los procesos políticos en Argentina son de ocho años", dijo el titular de la cartera de Desarrollo Territorial y Hábitat. "Ese será nuestro proceso: ocho años de Alberto y ocho años de Axel en la provincia", insistió. 

El problema de Alberto es que sus principales socios de la alianza oficialista miran de reojo esa opción y ni siquiera un triunfo en las elecciones podría cambiar el parecer. "Si ganamos la Provincia es a pesar de Alberto, no gracias a él", dicen cerca de Massa y de Cristina donde destacan que ellos tuvieron que ponerse al frente de la campaña. Por supuesto aclaran que una derrota sería culpa del Presidente.

Una cuestión paradójica es que en este contexto en el entorno de Alberto dicen ahora que si el FDT gana en territorio bonaerense Cristina va quedar muy empoderada y temen que busque avanzar sobre más posiciones en el gabinete.

Lo llamativo es que en esa lectura cerca del Presidente dicen que hasta tal vez les convendría no ganar la elección porque los debilitaría a ellos en la interna y Alberto tendría mayor influencia en la discusión de los cambios que necesariamente el Gobierno debe encarar.

Te puede interesar

Recibi las noticias en tu correo

Recibí las noticias en tu email. Subcribite ahora mismo