POLÍTICA

MUNICIPALES SUMARIADOS

La Quiaca: “Miguel Tito es un autoritario y un déspota”

Miembros del SEOM denuncian constantes atropellos y persecución por parte del intendente de la localidad fronteriza.

La Quiaca: “Miguel Tito es un autoritario y un déspota”

Luisa Gutiérrez, delegada del SEOM de la localidad de La Quiaca, viajó hasta la ciudad de San Salvador de Jujuy para denunciar públicamente, ante la justicia y los medios de comunicación, la situación que viven en el municipio del intendente Miguel Ángel Tito en torno a la suspensión de numerosos empleados municipales sumariados tras la presentación de certificados médicos que el jefe comunal considera como “no validos”.

“Nos dicen que los certificados médicos no tienen ninguna validez, pero están aprobados por la Junta Médica de la provincia, Nosotros venimos a decirles que es injusto lo que hacen con nuestros compañeros porque al estar sumariados no podrán cobrar sus sueldos durante dos meses cuando todos ellos tienen familias que mantener”, comentó la delegada.

Según comentarios posteriores, la medida habría sido originada a partir de denuncias existentes contra la médica encargada de examinar a los empleados suspendidos lo cual, ante las sospechas de irregularidades en su función, el municipio quiaqueño tomó la decisión de no dar como legitimas tales certificaciones.

“Hay una denuncia previa que ellos armaron en contra de la médica que nos otorgó los certificados, pero más allá de eso si el intendente tiene dudas de su legitimidad debería iniciar acciones en contra de la Junta Médica o el Ministerio de Salud de la Provincia que avaló la documentación y no en contra de nuestros compañeros. Nosotros vemos persecución hacia los empleados municipales, el hostigamiento es de todos los días. El intendente nos hace llamados de atención, nos sanciona constantemente o nos suspende a voluntad”, indicó otro delegado, a lo cual añadió: “Es un intendente autoritario y déspota que no le importa nada de los quiaqueños y mucho menos de los empleados municipales por que nos toma como enemigos”.

De la misma forma, los trabajadores estatales comentaron que “la persecución” se traduce en descuentos de haberes cuando se convoca a Asamblea Permanente como modalidad de protesta y huelga. “No nos pueden descontar por que es un derecho que tenemos los trabajadores. Todos los días tenemos problemas, nos sacan fotos, nos encierran en la oficina y quieren hacernos soplar una pipeta contra nuestra voluntad”, relataron.

Finalmente, la delegación del SEOM aseguró que “La quiaca no es tan bonito ni tan hermoso como lo pinta Miguel Ángel Tito cuando dice que no hay ni un solo precarizado, porque la mitad del municipio está en esa condición con 10 o 17 días jornales. Ahora tenemos que sumar esta presión que ejerce sobre nosotros. Se le está yendo la mano al intendente”, concluyeron.