POLICIALES

LOS RESPONSABLES AHORA SE ESCONDEN

Jujeña adoptada ilegalmente al nacer está en busca de su verdadera familia

Aunque conoció a algunos de los autores de la irregular adopción no logra que estos confiesen la verdad sobre lo ocurrido hace más de 30 años.

Jujeña adoptada ilegalmente al nacer está en busca de su verdadera familia

María Cinat, una mujer proveniente de la provincia de Bs As llegó a Jujuy hace poco más de una semana, con el objetivo de conocer la verdad sobre sus orígenes y el por qué del misterio que parece envolver el silencio tanto de sus padres adoptivos como de vecinos, y otras personas que fue conociendo a medida que indagaba e investigaba sobre su pasado.

“Nací en el hospital Paterson de la ciudad de San Pedro de Jujuy, creo que el 30 de abril de 1984 o al menos esa es la fecha en la cual me asentaron mis padres adoptivos al llevarme a vivir a Bs As un par de días después”, relató María.

Según los datos que pudo recabar, fue sustraída de la maternidad del hospital ramalense por una enfermera, cuya identidad aún mantiene bajo reserva, la cual la llevó hacia un domicilio particular donde la esperaban dos personas quienes posteriormente se trasladaron hacia un aeropuerto con destino a la localidad de Tigre Provincia de Buenos Aires.

“Siempre supe que había sido adoptada, eso nunca me lo ocultaron, pero cada vez que yo preguntaba sobre mis padres biológicos solo obtenía como respuestas, ocultamientos o mentiras”, explica María. Quien durante toda su adolescencia vio como su “madre” proporcionaba misteriosos regalos a un matrimonio jujeño que vivía en su vecindario. “Eso fue así hasta que el esposo de la mujer a la cual mi madre llevaba sus presente dijo que ya no era necesario que les de nada”, comentó.

“De niña yo tenía un poco de bronca por que pensaba que mi mamá me había abandonado o regalado”, mencionó. Sin embargo a la edad de 22 años y gracias a un amigo que realizaba trabajos de limpieza en una casa vecina logró obtener un dato clave.

“Mientras mi amigo realizaba algunos trabajos mi vecina le preguntó: “Tenés más piletas en el barrio para limpiar?” a lo que él respondió: “Si, también voy a la casa de María”, fue entonces cuando ella confesó: “Y pensar que a ella la fueron a buscar a Jujuy y la trajeron el mismo día, fueron y vinieron en avión, así de rápido fue”.

María no contaba con datos precisos sobre el proceso de su adopción, solo sabía por confesión de su padre a sus 13 años de edad que todo había sido realizado de forma irregular y que debía guardar silencio o su familia iría a prisión. No obstante enterarse del modo exprés en el que fue separada de su madre biológica derivó en que cruzará de frente a familia para preguntar sobre la veracidad de esas palabras, lo cual ninguno pudo negar.

Tras esos acontecimientos decidió viajar a su ciudad natal, San Pedro de Jujuy para investigar y seguir cada una de las pistas que fue encontrando desde su adolescencia hasta el día de hoy cuando ya cuenta con 33 años de edad.

“Me alegró provenir de Jujuy. Saber un poquito de la verdad me gustó. Yo nunca me sentí parte del lugar donde fui llevada, desde chica era como ser un sapo de otro pozo. Cuando llegue aquí pude identificarme con las personas, Son como yo, se parecen más a mi”, mencionó.

Hoy en día María tiene 3 hijos, de 18, 10 y 6 años, los cuales le encomendaron “llevarles tíos” a su regreso a Buenos Aires.

Actualmente continúa con sus tareas investigativas, dio con el domicilio de la enfermera que en el año 1984 la entregó a sus padres ilegítimamente adoptivos pero no logra que la atiendan. “Fui una vez y me dijeron que no estaba, que volvería más tarde. Fuimos dos veces más y directamente no me abrieron la puerta”, se lamentó. Aunque tiene en claro que de proseguir con la misma actitud se verá obligada a realizar las denuncias correspondientes para dar lugar a una investigación en manos de la justicia.

“Espero que estas personas recapaciten, porque lo más raro de todo fue la manera en que fui llevada. Al parecer tenían todo preparado, la enfermera, la casa de San Pedro donde me entregaron, los vuelos de ida y vuelta, el médico y el registro civil en Bs As para hacerme figurar como hija propia”, finalizó.

Se ruega difundir la información para llegar a cualquier persona que en los últimos días del mes de abril del año 1984 en el Hospital Paterson de San Pedro de Jujuy, diera a luz a una beba y se la sustrajeron o la dieron por fallecida después del parto. Las líneas abiertas para todo dato de utilidad son los teléfonos 011 1551409047 y 011 1567433101.