SOCIEDAD

SEGÚN FUENTES DEL PROPIO GOBIERNO

La tasa de suicidios en jóvenes de Jujuy es más alta que la reconocida oficialmente

La falta de horizonte y la crisis económica, además de una cultura patriarcal y autoritaria, fuentes de la problemática.

La tasa de suicidios en jóvenes de Jujuy es más alta que la reconocida oficialmente

Días atrás se hicieron públicas estadísticas de UNICEF, donde se concluye que en Jujuy la tasa de suicidios de adolescentes supera el promedio nacional, y es la segunda causa de muerte en esa franja etaria.

Al mismo tiempo, funcionarios del propio gobierno aseguraron off the record que el número real de suicidios en jóvenes es más elevado que el reconocido oficialmente por organismos provinciales como el Ministerio de Salud, y señalaron entre las causas principales de muertes autoinducidas, la ausencia de horizontes y un proyecto de vida, como así también la falta de trabajo y oportunidades entre los más jóvenes, factor agravado por la crisis económica.

Consultado por el tema, Néstor Martiarena, psicólogo y ex trabajador de SEDRONAR (Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico) indicó que otras de las causas del suicidio en adolescentes están relacionadas con “una institución familiar atravesada por el patriarcado, el machismo y el verticalismo”.

Explicó que “en provincias como la nuestra, donde la cultura atraviesa a las instituciones con un mandato casi colonial hay un contexto de abandono de la niñez y las adolescencias”.

También, consideró que desde el punto de vista de la psicología, ha notado “una estructura psicológica difundida socialmente basada en un mandato moral muy exigente, machista, patriarcal, que pone a los jóvenes en la obligación de cumplir con ideales del yo sumamente exigentes, con un nivel de prohibición, con un nivel de violencia en el deber ser”.

Sobre este punto remarcó que “hay un efecto de ese mismo mandato sobre los profesionales que integran las instituciones que deberían contener a los jóvenes, un mandato muy fuerte”.

“Me espanta particularmente Jujuy en comparación con Salta o Córdoba, provincias en las que he trabajado, que está muy atravesado por el parecer, por un deber ser ficticio idealizado, y una doble moral continua. Y sin dudas los jóvenes que atraviesan por el síndrome normal de la adolescencia, que se lo denomina así porque lo más normal en un adolescente es que sea inestable, que sea desestructurado, que se esté reestructurando, que tenga conductas que puedan parecer “anormales”, es lo saludable, en una sociedad y una cultura como la jujeña lleva a un sufrimiento en silencio enorme, por eso es tan frecuente en Jujuy en tema suicidios ver que existen pactos suicidas entre adolescentes, entre amigas, amigos o en parejas adolescentes”, detalló.

También destacó el psicólogo que la problemática “tiene que ver con esta parte de la negación de la sociedad patriarcal de las identidades de género, hay muchísima homosexualidad reprimida en la sociedad jujeña y en la adolescencia, que es castigada severamente con la burla, con el bullying, con la persecución, con un castigo desde el orden social”.

Además, opinó sobre el rol de las instituciones que deben intervenir en el desarrollo de una niñez y adolescencia saludable. Al respecto dijo que “hay ejemplos institucionales clarísimos, como el caso de Alexis Mamaní, que muestra esto “del parecer”, una profesional que estaba a cargo de del área, que continuamente se vende como un adalid de la niñez y de la adolescencia y la lucha contra las adicciones y tuvo la inoperancia, en un caso donde había un montón de alertas tempranas que indicaban que había que intervenir rápidamente o de alguna forma con esa familia, y se les termina yendo de las manos el caso”.

De esta manera, Martiarena concluyó que “en Jujuy los adolescentes son los más afectados por la cultura patriarcal y autoritaria que tiene esta sociedad”, una de las causas de las elevadas tasas de suicidio.