POLÍTICA

NILSON ORTEGA Y LA MEGACAUSA

“Había que entregar la plata de inmediato a la Tupac”

Aseguró ante el juez Isidoro Cruz que no tuvo participación alguna en las operaciones ilícitas en las que se lo investiga.

“Había que entregar la plata  de inmediato a la Tupac”

El diputado provincial Nilson Ortega, compareció ante el Juez de la Megacausa, Dr. Isidoro Cruz, como parte de las ruedas de declaraciones que numerosos funcionarios de la gestión provincial anterior se vieron obligados a brindar al presumirse algún grado de responsabilidad dentro de la malversación de fondos públicos otorgados para la construcción de viviendas en diversos municipios de la provincia.

En declaraciones posteriores a su presentación, Ortega sostuvo que “nunca hizo uso de sus fueros” para no prestar declaración, asegurando que siempre estuvo a disposición de la justicia.

Como el resto de los imputados, el actual diputado provincial presentó “un escrito con un informe detallado de todo lo requerido por el juez con nombres, apellidos y cargos en donde se describe que la relación de las cooperativas de trabajo de Monterrico, en especial la Tupac Amaru, era exclusivamente con Nación y no con el municipio”, sostuvo.

Luego de indicar que solicitó formalmente su sobreseimiento de la megacausa, por considerarse completamente inocente y carente de toda participación en cualquier ilícito relacionado al desmanejo de fondos públicos, Nilson Ortega relató que “de las cinco organizaciones sociales que trabajaban en la ciudad, la Tupac era la única en la que el municipio no podía ejercer ningún tipo de control. “Nunca tuvimos el manejo de los recursos. Llegaba la plata y teníamos que entregarla inmediatamente porque si no la entregábamos a la Tupac Amaru, ya sabíamos lo que podía pasar”, relató el funcionario.

En su defensa mencionó además que durante su gestión, se construyeron entre 800 y 1000 viviendas. Se generaba trabajo y había actividad económica en la ciudad”, indicó el ex intendente, tras lo cual lo comparó con la situación actual de su municipio al decir: “Hoy la triste realidad es que el intendente Carlos Ibarra va a cumplir el récord de estar en su cuarto año de mandato y no haber puesto ni un solo ladrillo para construir casas. Es triste decirlo, pero es la realidad. Van dos años y medio y recién dijo en su mensaje inaugural de sesiones que va a comprar tierras”, finalizó.